El Rijksmuseum cambiará los títulos de cerca de 200 obras para evitar términos ofensivos

El museo holandés ha iniciado un programa para evitar términos racistas que puedan herir sensibilidades.

El Rijksmuseum de Amsterdam ha decidido se el primer centro de arte europeo en adecuar los títulos de obras de arte que puedan resultar ofensivos por otros más políticamente correctos. Así, se consideran fuera de lugar términos considerados racistas como «negro», «indio», «moro» o «mahometano».

Como se podría prever, tras el anuncio de la medida, la polémica ha surgido de forma inmediata. Para defenderla, Martine Gosselink, jefa del departamento de historia en el Rijksmuseum y responsable del proyecto, explicó que «a los holandeses a veces nos llaman "cabezas de queso" ("kaas kop"), y no nos gustaría que ir a un museo y ver descripciones de cuadros como "Mujer cabeza de queso con niño cabeza de queso", y eso es exactamente lo mismo que lo que está pasando aquí».

«Margaretha van Raephorst»

«Margaretha van Raephorst»

La idea, es evitar «nombres dados por los blancos al resto de las razas», según Gosselink, quin puso en evidencia que «solo en los Países Bajos hay un millón de personas que tienen raíces en antiguas poblaciones coloniales, como Surinam, las Antillas o Indonesia». De hecho, al programa, que se puso en marcha el pasado mes de diciembre, se denomina «Ajuste de la teminología colonial».

Entre las voces que han mostrado su desacuerdo, se encuentra la de el británico Julian Spalding, historiador del arte, crítico y escritor, quien declaró a «The Times» que estimaba «absolutamente equivocado eliminar palabras como" negro" (en español), e incluso "nigger" de los textos históricos. Por un lado, es deshonesto, ya que reescribe la historia. En el plano artístico, significa la censura».

Entre las obras que han experimentado modificaciones, se encuentran «Jovencita negra» (c. 1900), de Simon Maris, que ha pasado a llamarse «Mujer joven con abanico»; y la descripción del cuadro «Retrato de Margaretha van Raephorst con sirviente negra» (1668) por, simplemente, «Margaretha van Raephorst».